Josep Vall Palou podría convertirse en esta semana en el único propietario del grupo leridano Vall Companys al comprar el 50% que actualmente tienen sus primos, que gestionan el grupo. Los activos del grupo han sido valorados en torno a los 336,57 millones de euros (56.000 millones de pesetas), por lo que el comprador podría pagar una cantidad cifrada en 138,23 millones de euros (23.000 millones de pesetas) por el 50% de su capital.

  En los últimos años, no ha existido la suficiente falta de entendimiento entre las dos ramas familiares, propietarias al 50% de las empresas del grupo, lo que obstaculizado el desarrollo de algunos proyectos.