AMDPress.- La empresa de comida Kellogg de Canadá quiere educar a sus consumidores sobre la nueva normativa de etiquetado unificada canadiense a través de sus cereales de mayor proyección. Es la primera vez que una empresa usa voluntariamente el envase para ayudar a los consumidores a comprender mejor una nueva regulación de etiquetado.

De acuerdo al comité para la educación de la nutrición, la caja, diferenciada con la hoja de arce roja en el frontal, explica la terminología de la nutrición usada en las etiquetas. El nuevo paquete de copos de maíz de Kellogg, en tamaño de 400 y 525 gramos, aparecerá sobre mediados de julio. Los consumidores también tendrán información en los paquetes de los cereales "mini-wheats" sobre la mitad de agosto.

La iniciativa de Kellogg responde a estudios canadienses en los que se explica cómo los consumidores se mostraban insatisfechos por la explicación nutricional dada en los paquetes, ya que un 60% de los encuestados afirma consultarla. La firma ha respondido con información "fácil de leer" y "fácil de comprender".

La empresa considera que estas nuevas etiquetas ayudarán al consumidor a efectuar una elección mejor. En la nueva caja la información se sitúa en un lado y en la parte de atrás. La explicación detallada incluye principios básicos sobre la salud, información sobre grasas saturadas (asociadas con riesgos para la salud) y el tanto por ciento de valores diarios requeridos para una dieta equilibrada, ya que estos varían según el tipo de persona.

Kellogg es el productor líder de cereales, con unas ventas en torno a los 9 billones de dólares, al que pertenecen las marcas Keebler®, Pop-Tarts®, Eggo®, Cheez-It®, Nutri-Grain®, Rice Krispies®, Special K®, Murray®, Austin®, Morningstar Farms®, Famous Amos®, Carr’s®, Plantation® y Kashi®.