La campaña solidaria "Todos a desayunar" promovida por Kellogg ha culminado con la llegada de dos camiones de Kellogg y Calidad Pascual con la donación para Bancos de Alimentos. Madrid ha sido la primera parada donde se han donado 185.000 raciones de cereales de desayuno, a los que se suman los productos de Calidad Pascual.

Durante los próximos días, otros 18 camiones de Azkar, empresa de logística que colabora en la iniciativa, recorrerán España para distribuir los 3.5 millones de desayunos a los 54 Bancos de Alimentos repartidos por toda la geografía española.

Según Kati Kaskeala, directora de Comunicación de Kellogg Sur de Europa, "Estamos muy satisfechos de haber alcanzado nuestro objetivo y realizar esta producción solidaria para los Bancos de Alimentos de toda España. Como compañía de alimentación asumimos la responsabilidad y el compromiso de ayudar a todos aquellos que no pueden contar con un desayuno diario".

Compromiso social

Calidad Pascual ha decidido unirse a esta iniciativa aportando 3,5 millones de raciones de leche y otros productos de la compañía para que muchas familias tengan un desayuno completo.

Para Francisco Hevia, director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación, "contribuir al desarrollo social es una de las prioridades de Calidad Pascual. Por ello, a través de este tipo de acciones buscamos mejorar la calidad de vida y el nivel de integración de los colectivos más desfavorecidos, aportando un valor añadido a nuestra actividad y elevando nuestro compromiso con la sociedad".

Por su parte, Juan Raúl Sanz, director general de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) ha manifestado: "la importancia de esta donación radica en que numerosas familias necesitadas puedan obtener cada mañana alimentos con alta densidad de nutrientes esenciales, ya que los cereales de desayuno combinados con la leche contienen los principios inmediatos esenciales y vitaminas y minerales".