AMDPress.- La compañía estadounidense Kimberly-Clark Corporation ha anunciado la donación de 100.000 dólares a Unicef como ayuda para cubrir las necesidades urgentes de las víctimas del tsunami en el sureste asiático.

Además de esta contribución, la compañía proporcionará productos de cuidado personal y de higiene de los que produce y comercializa (pañales Huggies, compresas Kotex, productos de tisú Scott y guantes quirúrgicos Safeskin) para apoyar los esfuerzos humanitarios en la zona, un material que se distribuirá en coordinación con las agencias humanitarias locales y con Unicef.

Kimberly-Clark es uno de los mayores empleadores de la zona, con 9.500 trabajadores en Tailandia, Indonesia y la India. La compañía ha comunicado que todo su personal está a salvo y que sus instalaciones en la zona continúan funcionando con normalidad.