AMDPress.- La multinacional alimentaria estadounidense Kraft Foods alcanzó unas ventas de 8.784 millones de dólares (aprox. 6.773 millones de euros) durante el cuarto trimestre de 2004, lo que supone un incremento del 7% con respecto al mismo periodo del año anterior. El beneficio neto se situó en 628 millones de dólares (484 millones de euros), un 27,7% menos que en el cuarto trimestre del ejercicio precedente.

Tras las cifras del último cuatrimestre, el resultado de 2004 reflejó unas ventas netas de 32.168 millones de dólares (24.803 millones de euros), con un crecimiento del 5,4% con respecto al año anterior, mientras que el beneficio neto, con 2.665 millones de dólares (2.054 millones de euros), disminuyó un 23,3% en referencia con el ejercicio de 2003.

De cara al presente ejercicio, Kraft hará efectiva la venta de una parte de sus marcas de dulces a la también estadounidense Wrigley por 1.480 millones de dólares (1.140 millones de euros). La operación, iniciada el pasado mes de noviembre y pendiente de aprobarse por las autoridades de la competencia, se cerrará a mediados de 2005 y prevé la cesión a Wrigley de la marca de caramelos blandos Sugus, así como de las marcas de dulces Life Savers, Creme Savers, Altoids y Trolli. La venta de estas marcas, que suponen un 1,5% del volumen de negocio de Kraft Foods, se enmarca dentro de la estrategia de la firma para transformar su cartera y centrar sus recursos en otras actividades.