La CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) ha impuesto multas por un importe total de 6,12 millones de euros a seis empresas fabricantes de turrones al considerar acreditada una infracción del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia. Las firmas son, según el expediente, Almendra y Miel, S.A; Delaviuda Alimentación, S.A.; Enrique Garrigós Monerris, S.A; Sanchís Mira, S.A.; Turrones José Garrigós, S.A.; y Turrones Picó, S.A.

La CNMC considera que "entre abril de 2011 y noviembre de 2013, estas empresas se intercambiaron información estratégica sobre precios, clientes y otros datos comercialmente sensibles relativos al mercado de suministro de turrones, en particular de marca blanca o de distribuidor. Los citados fabricantes concentran el 58% del mercado español del turrón".

Con esta práctica, los fabricantes, según apunta el comunicado de la CNMC, "buscaron repartirse el mercado de las principales empresas distribuidoras de turrones de marca blanca en España (Alcampo, Carrefour, Mercadona, Dia, El Corte Inglés…) y garantizarse sus cuotas de mercado".

Los fabricantes, según la CNMC, "buscaron repartirse el mercado de las principales empresas distribuidoras de turrones de marca blanca en España (Alcampo, Carrefour, Mercadona, Dia, El Corte Inglés…) y garantizarse sus cuotas de mercado"

"Los intercambios de información estratégica se realizaron con el conocimiento de altos directivos y responsables de distintas áreas de negocio de los fabricantes", según ha acreditado la CNMC, que continúa "Para ello, se concertaron reuniones presenciales, contactos bilaterales por teléfono e intercambiaron mensajes de correo electrónico y mensajería instantánea móvil".

La investigación de estos hechos se inició a raíz de una denuncia. "En noviembre de 2013, la CNMC realizó inspecciones en las sedes de cinco de los fabricantes de turrón: Delaviuda Alimentación, S.A., Almendra y Miel, S.A., Sanchís Mira, S.A., Turrones Picó, S.A. y Enrique Garrigós Monerris, S.A. por posibles prácticas anticompetitivas, prohibidas en el artículo 1 de la LDC".

Una vez finalizado el expediente, la CNMC ha impuesto las siguientes sanciones: a Almendra y Miel, S.A, un montante de 271.893 euros; a Delaviuda Alimentación, S.A., 2.287.745 euros; a Enrique Garrigós Monerris, S.A., 127.415 euros; a Sanchís Mira, S.A., 2.937.193 euros; a Turrones José Garrigós, S.A., 250.055 euros; y a Turrones Picó, S.A., 249.289 euros.

Almendra y Miel: "es totalmente injusta"

La turronera Almendra y Miel considera que la resolución adoptada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en relación con unas supuestas prácticas anticompetitivas en el sector turronero "es totalmente injusta y la sanción impuesta desproporcionada, extremo que, al parecer, comparten dos de los cinco consejeros que han adoptado la resolución".

Almendra y Miel reitera que siempre ha cumplido con la legalidad y desarrollado una estrategia comercial independiente.