AMDPress.- Ebro Puleva alcanzó, a nivel consolidado, una facturación neta de 1.564,4 millones de euros hasta septiembre de 2004, lo que representa un incremento del 3,8% respecto al mismo período del año anterior, gracias a la evolución del negocio arrocero y las nuevas incorporaciones al grupo. Durante los nueve primeros meses de 2004, Ebro Puleva aumentó su ebitda ( 13,3%), el ebit ( 14,5%) y el resultado ordinario ( 10,5%), mientras que el crecimiento del resultado neto atribuido se situó en el 1,5%.

Por áreas de negocio, en el mercado azucarero doméstico se mantuvieron volúmenes y precios de venta, mientras que la cifra de negocio descendió un 1,2%. Por su parte, en el negocio arrocero la facturación aumentó un 28%, y en el lácteo, tras una serie de ejercicios de reducción de facturación, los primeros nueve meses de 2004 muestran una subida del 0,9%.

Los datos reflejan el éxito de la decisión de Ebro Puleva de crecer en los negocios estratégicos para el grupo y de incrementar esfuerzos en los productos que aportan más valor añadido. En este contexto hay que situar la reciente compra de Riviana, que ha convertido a Ebro Puleva en el primer grupo arrocero mundial, con posiciones de liderazgo en Europa y EE UU, y en el grupo líder en Centroamérica en galletas y zumos de fruta.

En 2004, Ebro Puleva prevé alcanzar una cifra de negocio de 2.147 millones de euros, lo que representaría un incremento del 7,2% con respecto a 2003. Según las estimaciones de la compañía, el ebitda se situará en 290,5 millones de euros ( 11%) y el ebit superará los 196 millones ( 10%), mientras que el resultado ordinario crecerá más de un 11%, hasta los 165 millones de euros, y el resultado neto se incrementará más de un 20%, superando los 120 millones de euros en 2004.