En relación con las noticias aparecidas en distintos medios de comunicación sobre la denuncia interpuesta por la Agencia Tributaria contra la empresa Azucarera Ebro Agrícolas por un supuesto fraude a las arcas de la Unión Europea cifrado en 39,07 millones de euros (6.500 millones de pesetas), que habría sido cometido entre 1997 y 2000, la compañía Ebro Puleva ha manifestado en un comunicado que “los hechos no tienen nada de nuevo”.

Además, “se corresponden con pasadas actuaciones de la compañía, llevadas a cabo por anteriores gestores, que ya aparecieron con todo detalle en la empresa económica nacional durante los meses de febrero y marzo del pasado año 2000 y que dieron lugar a una investigación por parte del Fondo Español de Garantía Agraria”.

Asimismo, los actuales responsables de la compañía aseguran que Ebro Puleva ya ha manifestado ante el órgano jurisdiccional que tramita las diligencias judiciales “su intención de prestar la mayor colaboración posible para el esclarecimiento de los hechos, como ya lo hiciera en su día ante el FEGA primero y ante la Agencia Estatal de la Administración Tributaria después”.