El presidente multisales de Mars, Juan Martín Alonso, destacaba durante su intervención en el Congreso Aecoc 2017 la necesidad de que las empresas se comprometan con la sostenibilidad ambiental por una cuestión de "compromiso social y ambiental, pero además porque supone una oportunidad para el negocio en múltiples campos, sobre todo en el de la rentabilidad".

Martín Alonso ha sentado las bases de su intervención con el siguiente posicionamiento: "No podemos ignorar nuestra naturaleza como empresas: empleamos a 100.000 personas y estamos en 80 países. En este sentido, Mars existe para generar valor y hacer negocio para nuestros asociados, nuestros accionistas, partners, etc. Sin embargo, la sostenibilidad es una parte ineludible si queremos generar valor en el largo plazo para nuestra compañía", ha explicado.

"La sostenibilidad es una parte ineludible si queremos generar valor en el largo plazo para nuestra compañía"

En segundo lugar, Martín Alonso ha enumerado algunas de las ventajas de apostar por la sostenibilidad desde las empresas de gran consumo, como la suya. Primero, ha dicho que apostar por las energías renovables supone un ahorro, ya que el precio de generar esta energía es más barato que el tradicional. Segundo, porque puede conseguir aumentar la productividad del negocio si se invierte en una agricultura más sostenible. Tercero, porque mejora la reputación de la empresa, "dice quién eres como empresa, especialmente en un entorno en que el cliente se preocupa por saber cuáles son tus valores". Cuarto, porque trabajar en temas como este atrae al talento y pueden ayudar a la diferenciación. "Y, en último lugar, apostar por la sostenibilidad nos permite un crecimiento del que te sientes orgulloso: rentable pero sostenible y haciéndolo bien para que nuestros trabajadores se enorgullezcan de trabajar aquí".

La contaminación, el desperdicio alimentario y la obesidad son algunos de los problemas a los que atacar en materia de sostenibilidad por parte del sector. Desde Mars han querido poner su "gota de agua en el océano de la industria" para remediar estas anomalías. En este sentido, los tres pilares de la sostenibilidad para Mars son, primero, luchar por un planeta sano. Por ello van a invertir 1.000 millones de dólares a este fin en los próximos tres años.

A esta política quieren sumar otra acción: reducir en dos tercios la energía no renovable en las cerca de 150 fábricas que tienen en el mundo. También apuestan por la prosperidad personal, sobre todo, en aquellas zonas donde se cultiva el cacao e impactar en la cadena de valor es estratégicamente relevante para nosotros". Y, además, tratan de alimentar el bienestar "para mirar a los ojos al consumidor orgullosos de lo que le ofrecemos".