La Comisión Europea ha aprobado la venta de la filial de bebidas espirituosas del grupo canadiense Seagram a las compañías Diageo y Pernod Ricard, con la condición de que se desprendan de la marca de bourbon Four Roses y no se incluya la distribución del ron Captain Morgan a la red de distribución de Diageo en Islandia, mercado en que esta marca tiene situación de preminencia.

Asimismo, como ya anunciaron las compañías adquirientes en el inicio de la operación, una vez que ésta se lleve a término, se desprenderán de algunas de las marcas de Seagram no estratégicas para sus negocios. Si bien, aún no han concretado cuáles serán estas marcas.