AMDPress.- Láctea Antequerana, firma andaluza que opera en el mercado de yogures con la marca La Vega, además de fabricar para marcas de distribuidor, acaba de comprar los bienes de equipos de la planta de Yoplait en Alcobendas (Madrid), cuya actividad cesó a principios de 2001.

La firma malagueña, dedicada a la producción y comercialización de yogures, leche fresca y zumos, incorporará esta maquinaria a su centro fabril, inmerso en un proceso de remodelación y ampliación, con el objetivo de duplicar su actual capacidad de producción anual hasta las 100.000 toneladas de yogur. La adquisición de los equipos de la fábrica madrileña de Yoplait y la ampliación de su planta malagueña supondrá una inversión total de seis millones de euros.

Láctea Antequerana, controlada por la familia Martín-Redondo, pretende alcanzar una facturación en 2003 de más de 30 millones de euros, lo que supondrá un ascenso del 66% sobre las previsiones de ventas para el presente ejercicio, que se sitúan en 18 millones de euros. Esta cifra, según la compañía, les situará en el cuarto puesto en el ranking nacional de fabricantes de yogures, por detrás de Danone, Nestlé y Central Lechera Asturiana.

La firma andaluza, que tiene acuerdos comerciales suscritos con Dia y Alcampo para la elaboración de sus marcas propias, cuenta con una plantilla de 100 empleados.