AMDPress.- Recién iniciada la nueva campaña olivarera 2005/06, las ventas de aceites envasados comestibles durante los once meses del presente año se han mantenido prácticamente al mismo nivel que durante el mismo periodo del año precedente, hasta superar los 701 millones de litros, lo que representa un descenso del 0,24%. Son datos facilitados por la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (ANIERAC), que ponen de manifiesto que, en noviembre, el volumen de ventas de estos aceites ha superado los 66 millones de litros, un 5,8% más que durante el mismo mes de 2004. De este montante, 31,86 millones de litros pertenecieron al aceite de oliva, una cantidad muy similar de aceites de semillas (31,81), mientras que sólo 2,5 millones de litros eran de aceite de orujo de oliva.

Así, de los 31,86 millones de litros de aceite de oliva que se comercializaron en noviembre, 8,3 correspondieron al virgen extra; casi 14 millones correspondieron al tipo suave (hasta 0,5º); 9,2 a los intensos (de 0,5º a 1º); y el resto, 362.000 litros, al virgen. Sin embargo, el acumulado anual hasta noviembre supera ya los 350 millones de litros, casi el mismo volumen que se puso a la venta en el período enero-noviembre de 2004 (352,77).

Respecto al aceite de orujo, los datos de ANIERAC indican que ha alcanzado una buena cifra de ventas, con 2,5 millones de litros, por lo que el acumulado anual se sitúa en 23,15 millones de litros, un 8,42% menos de lo vendido en 2004. Finalmente, en los aceites refinados de semillas destacan las ventas de girasol, con 28,34 millones de litros. Esta cifra, sumada a la de los meses precedentes, posibilita que el acumulado anual se sitúe en 327,75 millones de litros, un 0,78% más que en 2004.