AMDPress.- Las ventas de bebidas refrescantes, entres las que se incluyen agua envasada, refrescos, cerveza y zumos, están alcanzando crecimientos superiores al 30% durante los meses de verano en los hipermercados. Las altas temperaturas registradas en julio y agosto han supuesto un impulso para este mercado, que durante el pasado año sufrió las consecuencias de una anormalmente fría y lluviosa temporada estival, en la que se concentran buena parte de la facturación anual.

En concreto, los hipermercados Eroski han contabilizado un incremento de las ventas de bebidas refrescantes del 23,2% en la última semana de julio y la primera de agosto, respecto al mismo período del año anterior. De igual forma, según responsables de la cadena de hipermercados Carrefour, las ventas de bebidas refrescantes aumentaron un 16% en el mes de julio de 2003, respecto al mismo período del año pasado. Especial mención merece el segmento de agua mineral envasada, cuyo incremento se situó en el 35%, gracias, en parte, al posicionamiento como refresco sano y ligero, que conecta con la creciente demanda de productos saludables y que ayuden a no engordar. Asimismo, los nuevos formatos, presentaciones y tapones lanzados por los fabricantes permiten un consumo más sencillo y fácil en cualquier momento del día. Estas mejoras en los envases también han contribuido a consolidar una evolución que ya se reflejó el pasado año, en el que sus ventas crecieron un 7,2% , según las cifras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Desde el ámbito producto, Leche Pascual, que comercia las marcas de agua mineral Bezoya, Ribagorza, Cardó, Zambra y Los Barrancos, ha comunicado incrementos cercanos al 20% en volumen en este mercado durante los meses estivales. Por su parte, Coca-Cola y Pepsico, que entraron el pasado año en el sector con las marcas Bonaqua y Aquafina, respectivamente, han consolidado su posición en el mercado y, en el caso de la primera, tienen sus instalaciones al cien por cien de su capacidad de producción.

En la misma línea se muestra el grupo Vichy Catalán, desde el que se afirma que “el aumento ha sido considerable y sí constatamos que desde junio las ventas han sido superiores a las del pasado año”, aunque la firma destaca que hay que tener en cuenta que el verano de 2002 fue especialmente malo.