ARAL Digital.- Según el estudio The Commitment Economy, realizado con la nueva herramienta ConversionModel de TNS, en el 42% de las compras, a nivel global, los consumidores no adquieren su marca favorita, decantándose por otras opciones. Esta situación se aplica tanto con bienes aspiracionales como los coches, como en compras frecuentes de relativamente poco valor, como detergente para la ropa o productos de cuidado del cabello. Ello se debe a tres factores de mercado que tienen influencia de manera universal: el consumidor debe percibir que un producto es asequible, está disponible y además, el consumidor toma decisiones compartidas.

A nivel global, en un 15% de los casos el consumidor adquiere otra marca diferente porque percibe que no puede permitirse la que le gusta, aunque en ocasiones se trate de una percepción errónea. Respecto a la disponibilidad, en el 6,5% de los casos el consumidor compra otro producto porque no tiene acceso a la marca que quiere. Finalmente, en el 4,3% de las situaciones de compra la elección de marca no depende únicamente de un consumidor, sino que tiene que tener en cuenta las necesidades o preferencias de otros.

TNS ha utilizado el nuevo ConversionModel, una herramienta clave para ganar la batalla del share El nuevo ConversionModel de TNS identifica las oportunidades de crecimiento para las marcas gracias a una redefinición de las dinámicas del consumidor y una profunda comprensión de los factores específicos que están en juego cuando el consumidor elige qué marca comprar. Para ello evalúa dos factores críticos que afectan a la elección de la marca: por un lado la atracción que genera (poder en la mente), y por otro, los factores de mercado como precio, promociones o disponibilidad (poder en el mercado). A través de estas dos dimensiones de análisis, ConversionModel identifica y dimensiona las oportunidades de atraer nuevos clientes, reconquistar a los actuales y optimizar su gasto dando una orientación clara para el futuro.