El consumo total de alimentación durante el pasado año ascendió a 34.607 millones de kilos/litros por un valor de 9,4 billones de pesetas, lo que supone un crecimiento en volumen del 1,2% y del gasto del 6,8% en pesetas corrientes, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Las compras en los hogares supusieron 25.490 millones de kilos/litros y 6,8 billones de pesetas, tras registrar ascensos del 1,1% y del 7% respectivamente. Los sectores que mejor comportamiento han registrado a través de este canal son las frutas frescas, con incrementos de un 12% en volumen y más de un 11,2% en valor, la bollería y pastelería con un 8,4% en kilos y un 13,5% en pesetas y la pesca, con ascensos del 4,9% en volumen y del 12,3% en valor respecto a 1999.