En los cinco primeros meses del 2001 se han descargado en los puertos españoles 98.083 toneladas de pesca fresca, lo que supone un descenso de 10,95% respecto al año anterior. Las causa principal es la mala entrada que se ha dado en el puerto de La Coruña, donde las descargas de pesca fresca decrecieron un 30,98%, al bajar a 14.235 desde las 20.597 toneladas recibidas en el 2000.

También se produjeron importantes descensos en Almería, el 36,96%, lo que supuso 1.003 toneladas menos; en Huelva, con una caída de 30,43% y 1.699 toneladas; y en el puerto de Pontevedra, con una bajada del 24,30% y 3.049 toneladas.

Los puertos que reciben mayor entrada de pesca fresca son el de Vigo, A Coruña y Cádiz.