De los 1,6 millones de test realizados en Europa como parte del programa de detección sistemática de la Encefalopatía Esfongiforme Bovina (EEB) en vacas mayores de 30 meses, cerca de un millón son de Bio-Rad, empresa con sede en California (EEUU) que produce anualmente má de 35 millones de test para la detección de agentes infeciosos en humanos.

Estos datos ratifican las conclusiones de las evaluaciones científicas realizadas por la Comisión Europea, en las que se demostraba la mayor sensibilidad de los test de Bio-Rad en la detección de la EEB.

El test de Bio-Rad ha evitado que entren en la cadena de consumo entre dos y tres veces más animales contaminados con la enfermedad que el resto de tests. En la actualidad más de 200 laboratorios trabajan con el test Platelia de Bio-Rad de detección de la EEB. Los tres países que han realizado desde enero más test son Almania (730.000), Francia (675.000) y Bélgica (100.000). El 84% de los laboratorios alemanes, el 31% de los franceses y el 100% de los belgas han elegido el test de Bio-Rad.

Desde el próximo día uno de julio, la detección sistemática de la EEB será obligatoria para todos los Estados miembros de la UE.