Migueláñez acaba de finalizar un nuevo modelo de tienda que se denomina "Sweet Store by Migueláñez" y que verá la luz durante el tercer trimestre de 2015. El plan de expansión prevé la apertura de 15 tiendas antes de finales de 2016, y contará con tiendas de gestión propias y en régimen de franquicia.

La gama de productos desarrollada por el departamento de I D de Miguelañez para la tienda Sweet Store es innovadora en lo que se refiere a una tienda tradicional de golosinas e incluye además de una selección de las mejores gominolas, una línea de bombones con colores y formas muy divertidas, un amplio surtido de galletas artesanas decoradas, una gran variedad de piruletas elaboradas con caramelo, chocolate o galletas y la nueva gama de helados a granel de la marca Gominolas. También se cuida el packaging, diseñado para cada campaña.

Otra de las novedades, en lo que se refiere a servicio, será la posibilidad de que los clientes soliciten en la tienda, mediante una aplicación online, la personalización del packaging para un evento especial y lo podrán recibir directamente en su domicilio.

El mobiliario es muy versátil y modular lo que permite de una forma muy sencilla, adaptar los distintos soportes y elementos de comunicación a las necesidades del producto. La inversión para el posible franquiciador, estará en torno a los 90.000 euros para un local de unos 80 m2, incluida obra civil y un canon de enganche de 8.000 euros.