AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentación y Nutrición), organismo perteneciente al Ministerio de Consumo, está trabajando en un proyecto de real decreto por el que se establecen medidas para el control del bienestar animal en los mataderos, mediante la instalación de sistemas de videovigilancia.

El Ministerio de Consumo ha presentado a consulta pública previa dicho proyecto. El 14 de abril de 2020, AESAN remitió a todas las comunidades autónomas el primer borrador de dicho real decreto. La Subdirección General de Higiene, Seguridad Alimentaria y Nutrición, unidad de la que dependen los veterinarios oficiales que habitualmente realizan los controles en los mataderos, remitió sus observaciones el 28 de abril. 

El Ministerio de Consumo, a través de AESAN, está trabajando en un proyecto de real decreto para la instalación de cámaras de videovigilancia en mataderos

Esta consulta pública del Ministerio de Consumo sale tras el lanzamiento de otro vídeo de la ONG Equalia de un matadero de Valmojado, en la provincia de Toledo. Las imágenes muestran una violencia desmesurada hacia los corderos y un flagrante incumplimiento de la ley de seguridad alimentaria e higiene. Estas mágenes demuestran, una vez más, la necesidad de más medidas de control como la que propone la ONG en su campaña Ley de Cámaras en Mataderos, desde hace casi dos años.

Durante este tiempo, Equalia ha publicado seis investigaciones en seis mataderos diferentes, que desvelaron una violencia nunca antes vista en España contra animales. Otro éxito de esta campaña es la aprobación hoy de una proposición no de ley en el Parlamento de la Comunidad Valenciana, que insta al Gobierno de la comunidad a la instalación de cámaras de videovigilancia en todos los mataderos valencianos. Esta sería la quinta comunidad en la que se aprueba en firme la proposición de ley,  iniciativa presentada a petición de la ONG Equalia.

“Calculamos que, gracias a nuestra propuesta y al trabajo desempeñado tanto a nivel institucional como empresarial y sindical, en estos momentos el 70% del censo de animales sacrificados en España ya lo hacen en centros con cámaras de vigilancia, y siguen el protocolo y las especificaciones marcadas por Equalia”, asegura María Villaluenga, portavoz de la ONG.