Mercadona y Agromediterránea han acordado finalizar la colaboración comercial que mantienen desde el año 2003, en que Agromediterránea se convirtió en interproveedor. 

Mercadona señala que la resolución de este acuerdo comercial que les vincula "se hará de forma progresiva y tendrá una duración de tres años, desde el presente ejercicio 2014 hasta 2017, inclusive. Agromediterránea va a incrementar paulatinamente el volumen de exportación de sus productos, y ha decidido potenciar esta oportunidad de crecimiento", explica la compañía de distribución.

Por este motivo, y para garantizar los volúmenes de productos en sus diferentes variedades, que Mercadona necesita para abastecer a todos sus supermercados, ambas empresas han acordado iniciar el desenganche progresivo, opción que les permite adoptar sus nuevas decisiones de forma planificada durante dicho periodo.

En este caso concreto, y en el cumplimiento de las responsabilidades adquiridas por medio de los acuerdos de buenas prácticas firmados con sus interproveedores, Mercadona reducirá gradualmente el volumen de compras a Agromediterránea, y las complementará con las que adquirirá a otros proveedores hasta 2017, año en el que Agromediterránea dejará de ser definitivamente interproveedor, aunque se mantendrá como proveedor.

Con una producción superior a las 120.000 toneladas al año, Agromediterránea cuenta además de con Mercadona con una cartera de clientes nacionales y en los mercados de exportación. En el año 2003 se convirtió en interpoveedora de Mercadona, a la que abastece desde entonces diferentes productos hortofrutícolas.