La cooperativa de segundo grado, Oleoestepa SCA, ha realizado una aportación a Cáritas Diocesana de Sevilla de aceite de oliva virgen extra con la que confeccionar 100.000 menús para las familias afectadas por la crisis generada por el Covid-19, atendidas desde las Cáritas parroquiales, así como para los centros desde donde se atiende a los colectivos más vulnerables. En esta ocasión se ha optado por un formato de monodosis 20 ml por su mayor versatilidad de consumo y seguridad en su manipulación.

Con esta medida Oleoestepa da respuesta al llamamiento de Cáritas Diocesana de Sevilla a la colaboración de todo tipo de empresas y ciudadanos en general para afrontar el incremento de peticiones de ayuda recibidas en estos últimos días.

Desde la dirección de Oleoestepa SCA se considera que este tipo de colaboraciones constituye parte del compromiso social que se asume como empresa cooperativa, poniendo su granito de arena para ayudar a paliar las consecuencias personales, familiares y económicas provocadas por la pandemia del Covid-19. Esta ayuda se integra en su programa de Responsabilidad Social Corporativa, en la que se contemplan acciones de apoyo a otros proyectos solidarios y al fomento de hábitos saludables.

Asimismo, se apunta que existen evidencias científicas que demuestran que el consumo del aceite de oliva virgen extra dentro de una dieta sana y equilibrada ayuda a reforzar el sistema inmunológico, gracias a su alto contenido en vitamina E, razón por la que se convierte en un buen aliado contra el Covid-19. A esta aportación solidaria se le suma la colaboración con el Hospital Comarcal de La Merced, de Osuna (Sevilla) con la entrega de batas.