En 2000, el grupo Pastas Gallo facturó 163,63 millones de euros (27.225 millones de pesetas), un 1,14% más; mientras que su producción alcanzaba las 93.928 toneladas de pasta alimenticia, con un aumento de dos puntos en su participación en el mercado. A su vez, el beneficio neto consolidado fue de 6,13 millones de euros (1.020 millones de pesetas).

Gallo, que emplea a 413 personas, invirtió el pasado año 11,54 millones de euros (1.920 millones de pesetas) en ampliar la capacidad productiva de la semolería de Granollers (Barcelona), adquirir una nueva línea de producción de pasta corta para la planta cordobesa de El Carpio y ampliar su almacén de Esparreguera (Barcelona). La empresa también tiene fábricas en El Ferrol (A Coruña) y en Puebla de la Calzada (Badajoz).