Pescanova ha presentado su nueva identidad visual, renovando tanto su imagen comercial como la corporativa del Grupo Nueva Pescanova. En cuanto a la nueva imagen de marca, se ha apostado por un rediseño del logotipo actual, manteniendo su color rojo y la letra mayúscula, con el que se hace evolucionar la marca Pescanova, respetando su esencia para aprovechar su muy buen posicionamiento en la memoria del consumidor.

El nuevo logotipo está inspirado en el frescor de los entornos marinos y en el dinamismo que transmiten las banderas cuando ondean al viento. Como resultado, se ha conseguido que refleje de un vistazo el nuevo ADN de la compañía, que busca llevar la frescura del mar a la mesa del consumidor con la misma calidad que en todos y cada uno de sus 57 años de historia.

Es la primera vez que la marca Pescanova renueva su logotipo en sus casi 60 años de historia

"Pescanova es una marca muy querida por los consumidores. Ha llegado la hora de cambiar, de dar un paso hacia el futuro, de renovarse para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado y transmitir una estética más dinámica, sin perder nuestra esencia. Con esta nueva imagen queremos seguir recordando que somos innovadores desde el primer día y que sentimos mucho respeto por lo que nos da el mar. Sin duda, con este cambio rejuvenecemos no solo nuestra cara más visible, sino también nuestras ganas, pasión y fuerza", ha asegurado Ignacio González, consejero delegado del Grupo Nueva Pescanova.

En definitiva, con este rediseño, el primero en toda su historia, la compañía busca que su identidad sea un reflejo de la nueva estrategia en la que se encuentra inmersa el Grupo y que se centra, entre otros aspectos, en una firme apuesta por vender bajo la marca Pescanova y por la innovación para afrontar el lanzamiento de nuevos productos y formatos enfocados a las nuevas tendencias de consumo. La marca utilizará el claim "no perdamos la frescura" en distintos soportes, como las redes sociales. El nuevo logotipo se introducirá progresivamente en los próximos meses en los nuevos packagings de todos sus productos a nivel mundial. Pescanova vende actualmente en un total de 80 países de los cinco continentes.

Igualmente, el Grupo Nueva Pescanova presentó también la renovación de su imagen corporativa, adaptándose a su nueva realidad de nueva compañía desde 2015, pero sin romper con su pasado. Por ello, la empresa apuesta por mantener en el recuerdo su icono, reconocido a nivel mundial, pero actualizándolo y modernizándolo. La imagen del Grupo evolucionará en todas sus filiales, apostando por una uniformidad visual en cada una de las empresas que lo integran independientemente de su nombre, englobando estéticamente bajo el mismo paraguas a todo el Grupo, que emplea a más de 12.000 personas en todo el mundo y opera en 27 países de 4 continentes.