Aral Digital.- Postres Reina ha comenzado la producción en su nueva fábrica de Pombal, situada al oeste de Portugal, que posee una capacidad de producción inicial de 15.000 toneladas al año. La empresa murciana, junto con su socio portugués Derovo, ha destinado 11 millones de euros para la puesta en marcha de este proyecto.

La nueva sede del grupo Reina, Docereina, estará destinada a la fabricación de gelatinas, flanes, natillas y cremas para atender al mercado portugués y la zona noroeste de España. Postres Reina, que el año pasado facturó más de 65 millones de euros, ha realizado este año diversas inversiones tanto en la ampliación de líneas de producción, como en un segmento para tartas congeladas en su planta de Caravaca de la Cruz (Murcia).

Además, ha destinado una partida presupuestaria a una nueva línea para la fabricación de flan de huevo en la factoría de Postres Montero en Málaga, que tuvo un volumen de negocio en 2010 de más de 13 millones de euros.

Por otro lado, la compañía de Murcia ha invertido también en los medios de comunicación “con el fin de afianzar su imagen de marca entre sus clientes y consumidores”, remarcan desde Postres Reina.