El Pozo Alimentación ha lanzado al mercado su nuevo jamón curado en lonchas, con un 25% menos de sal y presentado en un formato de 80 gramos. Busca así dar respuesta a la preocupación cada vez mayor del consumidor por cuidar su salud.

Cabe mencionar que el producto ha sido testado previamente por una muestra de consumidores que han analizado los parámetros hedónicos de sabor, color, cantidad de grasa, aroma, salado y textura otorgándole la máxima puntuación en todos ellos. De esta forma, aquellas personas que quieran controlar la cantidad de sal en su dieta, podrán disfrutar de este producto, elaborado siguiendo el tradicional proceso de curación natural.

Y es que el jamón curado es un alimento recomendable, en la cantidad adecuada y de forma equilibrada, para cualquier tipo de dieta. Se trata de una fuente de proteínas de alto valor biológico y de minerales como fósforo y hierro fácilmente asimilable y es un aliado perfecto para mantener la salud de los músculos y huesos, protegiendo de la pérdida de masa ósea y disminuyendo el cansancio y la fatiga. Este alimento, además, es una fuente de otros minerales, como zinc, selenio, magnesio y potasio; y vitaminas del complejo B, concretamente B1, B2, B3, B6 y B12.

El aporte de todos estos nutrientes, además de la presencia de otros compuestos bioactivos y de sus bajos niveles de sal e hidratos de carbono hacen que su ingesta sea ideal para dietas de pérdida de peso o adelgazamiento, pudiendo aportar beneficios extras para mantener una buena salud cardiovascular.