El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, ha presentado, en el marco de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural presidida por Miguel Arias Cañete, la programación de las inspecciones de calidad comercial para 2014.

Este documento, elaborado según el estudio de programaciones remitidas por los servicios de Control de la Calidad y Defensa contra Fraudes de las Comunidades Autónomas, autoridades competentes en la materia, se presenta como instrumento de coordinación y transparencia del control de la calidad comercial en España. La programación recoge que estos controles se efectuarán entre los fabricantes/elaboradores, envasadores, almacenes y distribuidores mayoristas que estén ubicados dentro del territorio español. 

Las inspecciones incluirán el control documental sobre autorizaciones y registros de las empresas, sobre los sistemas de autocontrol, trazabilidad y etiquetado, y sobre la calidad de los productos, mediante la toma de muestras para el análisis oficial de su composición y el control de su contenido efectivo.

Para 2014, se prevé un total de 5.837 inspecciones de materias transformadas, entre las que se encuentran los derivados cárnicos, productos de la pesca, derivados de huevos, aceites vegetales comestibles, leches y derivados, grasas comestibles, cereales, leguminosas, tubérculos, harinas o derivados de hortalizas, verduras y frutas.

También se incluyen los edulcolorantes, los condimentos y especias, los estimulantes y derivados, las conservas, el agua envasada, los helados y las bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

Destaca este año el porcentaje de inspecciones destinadas a las bebidas alcohólicas, que supone el 28,8% del total; a los derivados cárnicos, con un 14,3% del total; y a los aceites vegetales comestibles, que representará el 12,4% del total de controles de materias transformadas.

Novedad para este año 2014 es la inclusión en los controles en origen de productos sin transformar, entendidos como materias primas de las industrias agroalimentarias. En este apartado se incluyen productos como la leche, la carne de vacuno, de ave y otras carnes, así como los huevos y los pescados y mariscos. Para estas materias está prevista la realización de 436 inspecciones.

Otra de las novedades será la aplicación de la verificación de controles, un sistema que permitirá a las autoridades competentes confirmar la efectividad de los controles oficiales para comprobar que se hacen según los planes, políticas y procedimientos establecidos. Para este año están previstos un total de 656 controles, que se realizarán mediante verificación documental e in situ.