Puratos abre una nueva vía de negocio pensada para los comercios artesanos. Esta nueva medida, que se engloba bajo el lema “Vestimos tu camiseta”, está formada por varias iniciativas destinadas a impulsar el canal artesano, como la gama de productos Hornea en Casa. El objetivo es facilitar una nueva ventana de venta a un sector afectado por la crisis sanitaria y adaptarse a las nuevas tendencias de consumo.

Hornea en Casa es la nueva gama de Puratos para que los consumidores finales puedan elaborar en casa pan y cakes. La nueva línea está formada por tres productos: pan puglies, un mix de pan casero con trigo duro cultivado en los campos de Puglia; cake vainilla, preparado de cake con sabor a vainilla; y cake cacao, preparado de cake con sabor a chocolate, todos ellos para hornear en casa.

Estos productos de venta exclusiva en el canal artesano, contribuirán a impulsar la imagen de especialista del artesano, a la vez que suponen una herramienta más de fidelización

Estos productos de venta exclusiva en el canal artesano, contribuirán a impulsar la imagen de especialista del artesano, cuyo conocimiento es vital para asesorar a aquellas personas que deseen elaborar pan o pasteles en sus propios hogares, a la vez que suponen una herramienta más de fidelización a través de un negocio extra en línea con las tendencias del mercado.

Además, en los próximos meses la compañía añadirá nuevos productos y servicios destinados a mejorar la presencia y negocio de este tipo de mercados, después del lanzamiento de Hornea en Casa y Baker Online, la plataforma de venta online de Puratos que permite a panaderos, pasteleros y chocolateros disponer de una tienda online totalmente gratuita y personalizada con sus motivos corporativos. Vinculada a la web de cada cliente, Baker Online permite subir hasta un máximo de 20 productos para vender de forma electrónica, así como añadir una descripción, información de alérgenos e imágenes.

De esta forma, canales como Homebaking o Baker Online refuerzan el carácter B2B con vocación B2C de Puratos, que desarrolla productos y soluciones teniendo en cuenta las tendencias y peticiones del consumidor final, mucho más proclive a crear productos caseros, especialmente en el ámbito de la panadería y la pastelería, desde que se decretara el estado de alarma. De esta manera, la innovación adaptada a las tendencias de consumo permite a los artesanos abrir nuevas vías para sus propios negocios.