AMDPress.- La comercialización de vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha crecido un 13,64% en los dos primeros meses de 2003, hasta situarse en 6.294.653 contraetiquetas frente a las 5.538.961 del mismo período del año anterior.

En este balance ha tenido un peso determinante la evolución registrada en febrero, en la que se duplicaron las ventas del segundo mes de 2002. De mantenerse esta tendencia, la comercialización mantendría el comportamiento del pasado año, en el que se alcanzaron las 34.133.246 etiquetas, un 17,9% más que en 2001. La clasificación por variedades de los datos de 2003 refleja que las mayores partidas han correspondido a los vinos tintos jóvenes (54,65%) y los crianzas (32,43%); mientras que los reserva suponen el 8%; los gran reserva, el 3,1%; y los rosados, el 1,87%.