Grupo TGT incorpora a su variada cartera de referencias el nuevo Ahuyentalobos, un queso singular por su nombre y presentación. "Una nueva marca que habla sin rodeos, de forma desacomplejada, actual y atrevida", explican desde la compañía.

Nacido del Valle del Roncal, el Ahuyentalobos es un queso de leche cruda de oveja con un tratamiento en superficie basado en aceite que contribuye a la formación de una corteza tono ocre y aromas que recuerdan a la tierra húmeda. Dicho olor a tierra húmeda y hongo se mezclan con el aroma lácteo muy intenso. La corteza natural envuelve el tono marfil de la pasta que se difumina hacia el interior dejando un color amarillo más tenue, signo de la maduración de 8 meses.

Desde la compañía se incide en que "de Ahuyentalobos se desgrana una experiencia sensorial, una pieza única con carácter único, de intensidad muy pronunciada y textura friable. En cuanto al sabor, muy intenso y de carácter picante, destaca la untuosidad en boca, con notas de pimienta negra y, a la vez, ligeramente ácido".

Los expertos queseros recomiendan degustarlo solo o con mermelada de uva o higos y maridarlo con vino dulce tipo Pedro Ximenez, Moscatel o vino tinto de Crianza. En palabras del Grupo TGT: "Ahuyentalobos reinterpreta los códigos establecidos reinventando el folklore: todos los quesos hablan de pastos, de animales, de leche... pero Ahuyentalobos habla del hábitat actual, el urbano, porque este es el nuevo entorno salvaje en el que suceden cosas constantemente a nivel de ocio y encuentros. El Ahuyentalobos puede hablar de cenas con final inesperado, momentos compartidos y de todas las anécdotas divertidas que se cuentan alrededor de una mesa...".

El Ahuyentalobos estará presente en la red de tiendas de El Corte Inglés, Hipercor y Supercor; en todos aquellos centros y tiendas que disponga de mostrador a partir del 23 de noviembre. En el resto de la distribución estará disponible a partir de diciembre.