AMDPress.- La multinacional United Biscuits ha agotado todas las posibilidades de solucionar la situación de los trabajadores de la factoría de Fontaneda en Aguilar de Campoo, que pasarán a ser operarios de la fábrica de Marbú en Viana tras la absorción de una galletera por otra.

Según un comunicado de la compañía se ha intentado llegar a un acuerdo para establecer un plan social para los 212 trabajadores de Aguilar de Campoo con el fin de minimizar los impactos laborales sobre esta localidad, así como la venta de las instalaciones a otras empresas del sector que pudieran garantizar el empleo, sin que fuera posible concretar acuerdos definitivos.