Según los datos presentados por el director de negocio de IRI en España, Antonio Khalaf, en el marco del 21º Congreso AECOC de Productos del Mar, la venta de productos de pesca ha crecido un 2,8% en los últimos doce meses registrados (datos hasta mayo), con una facturación conjunta de 4.207 millones de euros. Durante el encuentro, celebrado en el Parador de Baiona, se ha destacado que la venta de productos del mar ha crecido por encima de la media del conjunto de la alimentación, que incrementó sus ventas un 0,4% en los pasados doce meses.

La venta de productos del mar en los últimos doce meses crece por encima del conjunto de la alimentación

En el análisis por categorías, los frescos copan el 40,7% de las ventas de los productos del mar, por un 33,8% que recae en los congelados y un 25,5% en los refrigerados. Aun así, es esta última categoría  la que más ha crecido en el periodo estudiado, con un incremento de su cuota de 0,8 puntos. Los frescos, por su parte, han perdido 0,6 puntos, mientras que los congelados prácticamente mantienen su peso en el mercado.

En lo que llevamos de año, el crecimiento de los refrigerados se mantiene, con un incremento de 2,9 puntos registrado en el primer semestre del año. “Mientras que los congelados fueron los grandes ganadores en los momentos de mayores restricciones, donde el consumidor buscaba productos de larga conservación debido a las limitaciones de movimiento, con la relajación de las medidas contra el Covid-19 se observa un cambio en los hábitos de consumo que favorece a los productos del mar refrigerados”, ha explicado Khalaf durante su presentación.

En el detalle por productos, el salmón y el rape son los pescados frescos que más han crecido en lo que llevamos de año (15,8% y 15,4% respectivamente). Dentro de los congelados, el aumento de ventas más notable es el del marisco (3,3%), mientras que, en refrigerado, las ventas de pescado natural crecen un 32,4% y las de productos listos para comer un 28,8% en esa búsqueda de la conveniencia incluso en el consumo en el hogar. 

La conselleira do Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana, ha remarcado el ejemplo dado por el sector de productos del mar durante el Covid-19, "por la responsabilidad, el esfuerzo y el sacrificio mostrado”

La pandemia ha supuesto un incremento inesperado del canal online para las ventas de productos de gran consumo. En el caso de los productos del mar, el crecimiento de las ventas digitales es incluso mayor que en el conjunto del sector. Según los datos presentado por IRI en el congreso, el crecimiento del online para productos del mar en el último año ha sido del 47,2%. El incremento de ventas del conjunto de productos de gran consumo en el mismo periodo fue del 45%. Esta tendencia a un consumo más digital parece que seguirá en los próximos años. Así lo entienden los distribuidores que, en un 42,9% de los casos, afirma que activarán estrategias para mejorar el posicionamiento online de sus productos.

Además del online, el informe de IRI apunta a la sostenibilidad, la salud, la conveniencia y la innovación como las tendencias a tener en cuenta en el futuro del sector de productos del mar y del gran consumo. De hecho, en base a un estudio realizado entre fabricantes y distribuidores, el 25% de las empresas de distribución afirma que está incorporando al mercado productos que antes del Covid-19 no entraban en sus planes, mientras que el 53,6% de los fabricantes cree que la distribución busca artículos de alta rotación en los lineales.

En la inauguración del congreso, el presidente de AECOC, Ignacio González, ha radiografiado la situación actual de la economía y el consumo en España. En su exposición ha reconocido que es “menos optimista que hace 15 días”, a causa de los rebotes de la pandemia que crean un interrogante en las previsiones referentes al verano. González ha remarcado la necesidad de “tener un turismo fuerte para recuperar los sectores que más han sufrido durante la pandemia, como la restauración”. Aun así, ha recordado que existe un ahorro embolsado en los consumidores, tanto por la precaución de los ciudadanos ante la incertidumbre provocada por la crisis sanitaria como por el cierre de sectores. “Hay 30.000 millones de ahorro que explican por la imposibilidad de gastar, y esa es una buena noticia de cara a la recuperación”.

Por su parte, la conselleira del Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana, ha dedicado su discurso a agradecer el trabajo realizado por las empresas de productos del mar durante la pandemia. “Su declaración como sector esencial no fue más que un reconocimiento oficial de algo que todos ya sabíamos”. Quintana ha asegurado que el sector ha sido “un ejemplo de trabajo, responsabilidad, esfuerzo y sacrificio que ha permitido garantizar el abastecimiento de productos mar, atendiendo así las necesidades de la sociedad en los momentos más difíciles”.