La compañía neozelandesa Zespri, ha llevado a cabo un estudio en colaboración con la Universidad de Otago a través del cual han puesto en valor los beneficios de la Vitamina C mediante el consumo de frutas como el kiwi amarillo. Esta investigación ha demostrado que los efectos derivados de esta vitamina son mucho más evidentes a través del consumo de frutas que de suplementos alimenticios dando como resultado, además de una disminución significativa de la fatiga, una mayor sensación de vitalidad y bienestar respecto al grupo que consumió solo el suplemento.

En el estudio participaron 167 personas, de entre 18 y 35 años, que contaban con niveles bajos de vitamina C y a los que dividieron en tres grupos: un grupo consumió dos kiwis Zespri otro grupo consumió vitamina C en forma de complemento alimenticio equivalente a 250 mg y el tercer grupo tomó placebo. Durante un total de cuatro semanas, los participantes en el estudio consumieron cada día dos kiwis Zespri SunGold (una fruta excepcionalmente rica en vitamina C), o su suplemento o placebo, según correspondiera. Los niveles de vitamina C en sangre y los cuestionarios relativos al estado anímico, fatiga y bienestar se midieron quincenalmente durante todo el estudio.

Los resultados mostraron que los niveles de vitamina C aumentaron en dos semanas tanto en el grupo que consumía kiwis Zespri, como en el grupo suplementado con complementos de vitamina C. Sin embargo, detectaron beneficios adicionales para la vitalidad entre aquellas personas que habían participado en el estudio mediante la ingesta de kiwis Zespri SunGold.

En palabras de los promotores del estudio, lo anterior demuestra que “la Vitamina C presente en la fruta aporta numerosos beneficios para la salud; disminuyendo la fatiga y mejorando el estado de ánimo y el bienestar en un número mayor de personas que las que vimos en el grupo de suplementos. El suplemento de vitamina C disminuyó la fatiga y mejoró el bienestar, hasta cierto punto, para las personas con niveles consistentemente bajos de vitamina C antes de la intervención. Curiosamente, los beneficios del consumo de kiwis Zespri se reflejaron en solo 2 semanas”.

Desde Zespri se incide en que "la vitamina C junto con otros nutrientes del kiwi como la fibra, el folato o el potasio, juegan un papel muy importante en nuestro cuerpo y mente, y aumenta la producción de numerosas hormonas y neurotransmisores. Entre las que se incluyen la adrenalina, serotonina y oxitocina que controlan los niveles de estrés, regulan el estado de ánimo y promueven sentimientos de bienestar".