Cervezas Alhambra ha presentado en Madrid Las Numeradas, tres nuevas recetas que desafían los límites de la cerveza y que son fruto de la búsqueda de nuevos caminos en el arte cervecero. Lo hizo en un evento experiencial en el que se realizaba un recorrido a lo largo de seis salas, cada una de las cuales representaba un elemento clave de la esencia de estas nuevas cervezas.

El espacio emulaba el proceso de elaboración de esta primera serie de Las Numeradas, la Nº 3, en la que Cervezas Alhambra se ha servido de la experimentación con barricas de Jerez para dar lugar a tres cervezas, cada una con matices y sabores únicos. Bajo los nombres de Amontillado, Palo Cortado y Pedro Ximénez, nacen las tres recetas que son fruto de una búsqueda de jereces artesanos de Sanlúcar de Barrameda, el Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera.

Amontillado, Palo Cortado y Pedro Ximénez son las tres variedades elaboradas por la marca

César Hernández, director general de Marketing de Mahou San Miguel, ha explicado durante el lanzamiento de Las Numeradas que "con esta nueva incorporación, la gama de Cervezas Alhambra crece en dinamismo, potencia y valor y se consolida en el mercado y, en concreto, en el segmento de especialidades de barrica. Este posicionamiento parte también de una fuerte consolidación por parte de Mahou San Miguel, que, en su compromiso por impulsar la cultura cervecera, se ha convertido en la primera compañía española del sector en lanzar la categoría de cervezas lager envejecidas en barrica".

Una experiencia sensorial mirando al Sur

Para vivir la experiencia sensorial preparada para el lanzamiento de las nuevas cervezas de la marca de Mahou San Miguel los invitados accedían a tres puertas diferentes que permitían descubrir las salas que conformaban el itinerario correspondientes con los elementos de cada una de las Las Numeradas.

La sala 1 tomó el nombre de "Ingredientes" para constituir un espacio que se adentraba en la naturaleza propia de Cervezas Alhambra, partiendo de dos de sus principales ingredientes: el lúpulo y la cebada. La sala 2, "El Sur", era un espacio efímero donde etimular los sentidos, sobre todo, el gusto. La sala 3, "Madera", por el material del que tiene una gran presencia en la elaboración de Las Numeradas, criadas en barricas de roble americano. Mientras a través de la sala 4, "Crema", se representaban las partículas, la densidad y el movimiento que componen la crema de Las Numeradas.

El momento culmen de la noche corrió a cargo de las hermanas Morente, Estrella y Soléa, que cantaron por primera vez juntas en un mismo concierto, clausurando la presentación de Las Numeradas con su actuación.