Coca-Cola Iberian Partners espera que su centro de operaciones industriales y logísticas (COIL) se encuentre completamente operativo en 2016, con una inversión de 5 millones de euros. Este embotellador único se encuentra en proceso de adecuación de dicho centro para que responda a las necesidades de la compañía.

Simultáneamente, se está procediendo a adaptar los puestos de trabajo y los sistemas informáticos para que se integren en la red de Coca-Cola Iberian Partners. De este modo, se mejorará la operatividad y la flexibilidad de los procesos industriales. El centro se conectará con cada una de las plantas de la embotelladora en la Península Ibérica para centralizar las operaciones industriales y logísticas desde Fuenlabrada.

Uno de los aspectos más importantes de este centro es que será el punto neurálgico de I D de las actividades logísticas. Además, en el mismo se realizará la clasificación del vidrio retornable de los clientes; y actuará como almacén de producto acabado.