Coca-Cola da un paso más por conseguir “Un Mundo sin Residuos” y en su estrategia de sostenibilidad “Avanzamos” para Europa Occidental, y lo hace alcanzado un nuevo hito en eco-innovación y diseño con el lanzamiento de la primera prueba piloto de tapones adheridos a la botella en España.

En línea con los requisitos de la directiva europea sobre plásticos de un solo uso, que entrará en vigor en julio de 2024, Coca-Cola ha querido adelantarse y en mayo de 2021 ha comenzado la fabricación de los primeros tapones adheridos a la botella en su planta de Barcelona. Esta prueba piloto servirá para poner a prueba el proceso de producción de los tapones, valorar su rendimiento en climas cálidos y recoger la respuesta de los consumidores a esta innovación antes de proceder a su implantación gradual en otros países a finales de 2021.

“Con este hito, queremos lanzar un mensaje al consumidor: disfruta de tu bebida, vuelve a cerrar el tapón y recicla la botella y el tapón juntos”, apunta Ana Gascón, directora de la Estrategia de Sostenibilidad de Envases para Europa en The Coca-Cola Company. “Estamos especialmente orgullosos de que España sea el primer país en poner a prueba la producción y el rendimiento de los tapones en climas cálidos, antes de que se inicie un despliegue más amplio en España y en otros países”, finaliza.

El tapón llevará inscrita la frase "nuevo tapón, por favor recíclame"

Desde principios de julio las botellas con los nuevos tapones están ya a la venta en determinados puntos de venta de Cataluña, Baleares, Aragón, Canarias (Tenerife, Gran Canaria), Andalucía (Granada, Jaén, Málaga, Almería, Cádiz, Sevilla) y Toledo. La prueba, que es temporal, durará 10 semanas y se comercializarán 6 millones de botellas con los nuevos tapones en las botellas de plástico de 500 ml de todas las variantes de Coca‑Cola (Sabor original, Zero azúcar, Sabor Light y Zero azúcar y Zero cafeína) y de Schuss.

El proyecto nace en el centro de I+D de Coca-Cola en Bruselas y su diseño se ha trabajado junto a proveedores para garantizar seguridad y calidad.

El sistema de apertura es el mismo que el de la botella estándar, sin embargo, la innovación radica en el anillo que rodea el cuello de la botella, al que se ha incorporado una lengüeta que mantiene el tapón unido al envase una vez desenroscado, a la vez que sigue permitiendo su cierre hermético.

“Esta innovación permite al consumidor reciclar la botella junto al tapón, evitando su pérdida y la generación de residuos. Es un diseño innovador, que marca un hito importante en nuestra hoja de ruta para hacer que nuestros envases sean cada vez más sostenibles. Para poner en marcha este piloto, hemos tenido que adaptar una de las líneas de embotellado de la planta de Barcelona, que se caracteriza por su versatilidad y apuesta por la innovación”, señala Sergio Ferré, director de la Planta de Barcelona.