El próximo mes de enero de 2017, Enric Crous cesará en sus funciones como director general de Damm, pasando a ocupar el cargo de adjunto al presidente de la compañía, Demetrio Carceller, en temas institucionales.

Además, Crous ocupará el puesto de consejero delegado de Cacaolat, con la misión de elaborar un plan estratégico para dicha compañía, para consolidar su expansión nacional y hacerse un hueco en el ámbito internacional. Cacaolat, líder en el segmento de batidos, es una compañía participada al 50% por Cobega y Damm. Francesc Lluch seguirá en su cargo de director general de esta empresa. Por su parte, Jorge Villavecchia continuará al frente de todos los negocios de Damm en su cargo de director general.

En 2015 la facturación de Damm ascendió a 963 millones de euros y la plantilla total de la empresa a cierre de año se situó en 3.125 personas.