Conscientes de la gravedad de la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del coronavirus, la denominación de origen Cava, a propuesta de su presidente, Javier Pagés, ha adoptado las primeras medidas para dar respuesta a la nueva situación. “Entre todos debemos ayudarnos en situaciones difíciles como ésta, remar en la misma dirección y apoyarnos los unos en los otros para superarlo”, cita Pagés.

La primera iniciativa de urgencia adoptada por la DO Cava para contribuir a paliar, en la medida de lo posible, la delicada situación por la que atraviesan las bodegas, es la suspensión del cobro de las cuotas a los cavistas del primer trimestre de 2020, que debían ingresarse este próximos mes de abril.

La DO mantendrá la calidad de los servicios que garantizan la distinción de sus productos, con la voluntad de seguir trabajando para ofrecerlos sin interrupción. Asimismo se mantendrán también los esfuerzos a nivel promocional adaptados a la nueva realidad que vivimos.