Font Vella, de Aguas Danone, acaba de lanzar al mercado su primera botella elaborada en un 100% por plástico reciclado (rPET), lo que supone un gran salto para la marca en su compromiso con el medio ambiente, dando una segunda vida a los plásticos. Lo ha hecho con su formato de 50cl destinado al sector de la restauración (bares, cafeterías, restaurantes y hoteles). Además, como el resto de los envases de la marca, la nueva botella es 100% reciclable e incluye el mensaje “100% hecha de otras botellas” para concienciar sobre la importancia del reciclaje y su papel clave a la hora de ofrecer envases sostenibles.

Iannick Melançon: “Ser 100% circulares en 2025 es un objetivo clave a corto, medio y largo plazo. Se trata de uno de los pilares fundamentales para llevar a cabo el tipo de negocio que promovemos en Danone, comprometido con la salud del planeta y de las personas” 

Según Iannick Melançon, director comercial de Aguas Danone España “Ser 100% circulares en 2025 es un objetivo clave a corto, medio y largo plazo. Se trata de uno de los pilares fundamentales para llevar a cabo el tipo de negocio que promovemos en Danone, comprometido con la salud del planeta y de las personas. Con esta nueva botella nos centramos en el acompañamiento al sector de la restauración, clave para nosotros y para nuestra sociedad, que a pesar de la situación delicada que está atravesando debido a la Covid-19, continúa dedicando esfuerzos entorno a la sostenibilidad”. 

Font Vella está trabajando para ir aumentando cada vez más el uso de este material. En ese sentido, la nueva botella estará acompañada pronto por otro formato que la marca lanzará este año con un 100% de plástico reciclado y reciclable y se une a su vez a la icónica botella de la otra marca de Aguas Danone, Lanjarón, que está hecha también con un 100% de plástico reciclado y reciclable.

Esta novedad responde al compromiso global de Aguas Danone de que el 100% de sus botellas sean de plástico reciclado para 2025, apostando por dar una segunda vida a los plásticos. Según palabras de Borja Lafuente, responsable de sostenibilidad de Danone en España: “los envases de PET bien gestionados pueden volver a ser un recurso. En un contexto en el que Aguas Danone apuesta por introducir materia prima reciclada (rPET) en nuestros envases, es más necesario que nunca la creación de un mercado secundario de pet reciclado (rPET) capaz de satisfacer en cantidad y calidad la demanda del sector”.

Borja Lafuente: “En un contexto en el que Aguas Danone apuesta por introducir materia prima reciclada (rPET) en nuestros envases, es más necesario que nunca la creación de un mercado secundario de pet reciclado (rPET) capaz de satisfacer en cantidad y calidad la demanda del sector”

Además, Aguas Danone está apostando también por generar un mercado de plástico reciclado de calidad con el proyecto Renueva. Por el momento tiene una primera planta de selección de envases en Montcada y Reixac (Barcelona), creada junto a Fundación Trinijove y Ecoembes, en la que se trabaja para la recuperación de envases y su correcta clasificación que permita volver a generar nuevas botellas de plástico reciclado, mientras apuesta también por formar y dar una oportunidad laboral a personas en riesgo de exclusión social.

Aguas Danone apuesta también por tener un impacto positivo en los ecosistemas naturales y, en el marco de su certificación como marca B Corp – la comunidad global que agrupa a compañías y marcas que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, de transparencia y de responsabilidad legal –, sus líneas de trabajo incluyen el compromiso de convertirse en una compañía Carbon Neutral en 2025. Es decir, ser una empresa 0 emisiones, meta que alcanzará a través de proyectos de medición, reducción y compensación. Asimismo, la compañía está comprometida en realizar un uso responsable de la calidad y la cantidad del agua, participar en activaciones contra el littering y sensibilizar y educar a la ciudadanía sobre la importancia del cuidado del planeta.

En este sentido, Aguas Danone ha reducido, en tan solo cinco años (2015-2020), el CO2 equivalente a 700.000 árboles absorbiendo CO2 durante 10 años. Además, a través de iniciativas como Soy Espacio Natural Protegido de Font Vella ayuda a preservar la biodiversidad del punto de partida de su agua en Sigüenza y en Sant Hilari Sacalm, de la mano de Micorriza y Sèlvans, organizaciones medioambientales de cada una de estas zonas. Con ellas, además de tareas de mejora y preservación de la flora y la fauna, trabaja en acuerdos de custodia de terrenos que suponen un compromiso a largo plazo en la preservación del valor ecológico de la naturaleza de las zonas.