El Grupo J. García Carrión alcanzó en 2017 una facturación de 930 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 24% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, impulsado por la continua expansión internacional, con crecimientos en los mercados del este de Europa, Canadá, África, Rusia y Asia, entre otros, así como en nuevos mercados de Sudamérica.

La fuerte apuesta del Grupo J. García Carrión por los mercados internacionales que supuso la apertura de oficinas en Inglaterra, Estados Unidos y México hace ya varios años, va a ser continuada por las próximas nuevas oficinas en Alemania, Francia y China.

El Grupo J. García Carrión obtuvo un resultado antes de impuestos de 34 millones y un Ebitda de 98 millones de euros en el ejercicio 2017, cifras que le sitúan "en una posición inmejorable para abordar nuevos proyectos en mercados y canales de venta apoyada por la continua innovación, por la tecnología y sistemas de información más avanzados", según explican fuentes del Grupo.

Desde el Grupo destacan también su apuesta social, que ya lleva 30 años en funcionamiento, y su política de sostenibilidad, incluyendo la gestión de residuos, la lucha por el medio ambiente y las energías renovables que se refleja en todos los centros productivos del Grupo.