En el marco de la celebración de su quinto aniversario, Gin Premium Puerto de Indias se posiciona como la novena ginebra más consumida del mundo, según el último informe de International Wines and Spirits Record (IWSR), que analiza las ventas de bebidas espirituosas a nivel mundial desde 2013 hasta 2017.

Durante sus cinco años de trayectoria, Puerto de Indias ha vendido más de 15 millones de botellas y ha logrado hacerse con el 55% del consumo nacional de ginebras rosas, en un mercado en el que han surgido más de 70 nuevas marcas de esta variedad de fresa a raíz de su nacimiento.

Además, en los dos últimos años, la ginebra sevillana ha multiplicado por 2.000 sus ventas internacionales en más de 25 países, una expansión que se ha visto reforzada con la adquisición durante este último año de una participación por parte del fondo H.I.G. Capital.

La marca sevillana ha vendido más de 15 millones de botellas en sus 5 años de trayectoria

En la actualidad, Puerto de Indias cuenta con un equipo compuesto por más de 100 personas, de las que el 65% cuentan con contrato indefinido, convirtiéndose en una relevante fuente de empleo para el municipio de Carmona. Además, una media de 100 personas eventuales participa cada mes en actos puntuales de marketing de la marca a lo largo de toda la geografía nacional.

Nuevas instalaciones

La estrecha vinculación de los fundadores de Puerto de Indias con su localidad los ha llevado a mantener y ampliar sus instalaciones sin cambiar de localización. De este modo, las crecientes necesidades de producción llevaron a la empresa en 2017 a adquirir un terreno de 15.000 metros cuadrados en Carmona donde, a finales de 2019, está previsto que empiece a funcionar una nueva planta de 9.500 metros cuadrados.

"Las nuevas instalaciones nos convertirán en una de las destilerías más grandes de Andalucía y nos permitirán aumentar la producción, trasladar el proceso de embotellado y disponer de un almacén de un tamaño adecuado para los suministros", explica José Antonio Rodríguez, co-fundador de Puerto de Indias. En este sentido, las antiguas instalaciones se utilizarán para continuar destilando la fresa, además de para promover el turismo industrial.