Kraft Foods y Heinz han llegado a un acuerdo para fusionarse y crear así el quinto mayor grupo de alimentación y bebidas del mundo. La compañía resultante de la fusión ingresará 28.000 millones de dólares (aproximadamente 25.500 millones de euros).

Heinz es propiedad de la empresa brasileña de capital de riesgo 3G (dueña también de Burger King) y de Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Warren Buffett. Lascompañías llevaban negociando desde hace tiempo su fusión en una operación valorada en cerca de 40.000 millones de dólares.

Los accionistas de Kraft tendrán un participación del 49% en la compañía fusionada, que llevará el nombre de The Kraft Heinz Company, mientras que los dueños de Heinz tendrán el control sobre el 51% restante.

No es la primera vez que 3G y Berkshire Hathaway hacen negocios juntos, ya que estuvieron detrás de la compra en 2014 de la cadena de cafeterías Tim Hortons por parte de Burger King. Además, Bershire Hathaway se alió en su día con 3G para comprar al fabricante de kétchup Heinz por 23.200 millones de dólares.

El portfolio de marcas de Kraft incluye numerosos productos de gran consumo que van desde bebidas a condimentos pasando por snacks, entre los que se destacan la mostaza Grey Poupon, el queso en crema Philadelphia y los snacks Planters. Por su parte, Heinz es una marca conocida fundamentalmente por sus salsas, sus aliños y su famoso kétchup.