La Denominación de Origen Bierzo ha recuperado ya los niveles de uva vendimiada anteriores a las heladas de 2017. En 2019 se han vendimiado más de 13 millones kilos, un 18,7% más que el año pasado.

La vendimia comenzó el pasado 3 de septiembre y concluyó el 20 de octubre, fecha en la que se registró la última entrada de uva dentro de las instalaciones inscritas en el Consejo Regulador.

Las condiciones climatológicas durante la campaña fueron favorables lo que ha permitido a los viticultores y bodegueros vendimiar a medida que la uva iba madurando, consiguiendo así una calidad excepcional.

La brotación del viñedo tuvo lugar entre la primera y segunda semana de abril, dentro de los parámetros habituales y sin incidencias, mientras que la floración apuntaba una cosecha muy abundante por el número de racimos, pero se redujo levemente debido a las precipitaciones acaecidas durante el cuajado

Las precipitaciones han estado por debajo de la media en 2019. Durante el año agrícola se ha registrado un total de 528 mm, cuando en el ámbito geográfico de la Denominación las lluvias suelen alcanzar los 700 mm.