Tras más de 10 años en la antigua sede, los 200 colaboradores de Pernod Ricard España en Madrid se han trasladado recientemente a unas nuevas oficinas. La llegada a la nueva sede es mucho más que un simple cambio de ubicación. La compañía de bebidas lo vive como un paso más en el proceso de integración digital que ha emprendido hace tres años, y que es reflejo de su mentalidad digital y apuesta por la innovación. Así lo expresaba este jueves 30 de marzo durante la inauguración oficial de la nueva ubicación Eric Laborde, CEO de la empresa. 

"Las nuevas oficinas destilan los valores y la filosofía de Pernod Ricard España, son fiel reflejo de nuestro liderazgo y nuestra mejor tarjeta de visita para los públicos de interés", indicaba Laborde; explicando este cambio como "una evolución natural para seguir estando a la vanguardia de las nuevas necesidades del entorno y crear una experiencia de empleado a la altura de las expectativas de nuestros colaboradores, que viven la innovación como parte de su día a día".

Pernod Ricard España ha cambiado los parámetros de la oficina convencional para escenificar los valores de la cultura corporativa -responsabilidad individual, transversalidad e innovación- como un paso necesario en la transición a la mentalidad digital. En cuanto a la organización del trabajo, se ha apostado por el modelo flexible que favorece la creatividad y el compromiso, y supone una ventaja competitiva a la hora de retener y atraer talento. Con una estructura mucho más plana –la eliminación de despachos ha contribuido a materializarla- se impone la transversalidad entre áreas y equipos de trabajo, fomentando la cultura del desempeño y la gestión por proyectos en un entorno innovador.

Pernod Ricard España asume, como reto, liderar la integración digital de la industria

Todo está pensado para que los colaboradores piensen en digital y disfruten de cada día en Pernod Ricard como una nueva experiencia que les permite trabajar en cualquier entorno, con total libertad, asumiendo su responsabilidad y compromiso con el éxito de la compañía. De hecho, según Aitor Rueda, director de Recursos Humanos de Pernod Ricard España, "los colaboradores fueron parte fundamental del cambio, se contó con ellos desde el principio".

Hace tres años Pernod Ricard España se embarcó en un completo proceso de transformación digital, con el objetivo de afrontar el futuro en las mejores condiciones para continuar evolucionando desde su posición de liderazgo y abanderar la integración digital de la industria. Eric Laborde afirma: "asumimos como reto reinventar nuestra manera de trabajar para ser 100% digitales y continuar a la vanguardia del sector".

En base a esto, se establecieron cinco áreas específicas para llevar a cabo esta integración digital: el desarrollo de las habilidades y conocimientos digitales de los colaboradores; la orientación al dato para construir relaciones más duraderas y eficientes con los consumidores y clientes; digitalizar procesos para ganar en eficiencia y trazabilidad y mejorar la toma de decisiones; y la importancia de crear contenido relevante y con una mayor agilidad para innovar a través de servicios para cliente y consumidor. Las nuevas oficinas suponen un paso más en el camino.

España se encuentra entre los 5 primeros mercados de Pernod Ricard y es el primero para su marca Beefeater. Con una facturación neta de 360,8 millones para el ejercicio 2015/2016, Pernod Ricard España cuenta con más de 450 colaboradores, 2 centros de producción, 2 sedes administrativas, 8 direcciones regionales y un centro logístico.