La bodega Grupo Torreoria-Vintes ha alcanzado, al cierre de 2013, una facturación de 5,6 millones de euros, cifra que representa un crecimiento del 60% frente a la del ejercicio anterior.

La evolución alcanzada ha sido posible, fundamentalmente, por la buena respuesta que los caldos de Torreoria-Vintes han tenido en los mercados de exportación, que ya suponen el 80% del negocio del Grupo. Concretamente, la compañía exporta a más de 25 países distintos, entre los que destacan, por su volumen, USA, Japón, Dinamarca, Reino Unido y Bélgica.

Por líneas de negocio, los cavas han incrementado sus ventas un 60% frente a 2012, mientras que los vinos han registrado un comportamiento similar al de 2012. También ha mejorado a lo largo de 2013 la penetración de la cartera de productos de Vintes. La evolución de esta filial, creada para la comercialización de los vinos y derivados del vino que no se elaboran en la bodega de TorreOria, ha permitido que su negocio al cierre de 2013 represente el 25% de la facturación del Grupo.

Según Eloy Bautista, director general del Grupo TorreOria-Vintes, "el trabajo realizado durante los últimos 12 meses ha permitido revertir la situación de la compañía y alcanzar los objetivos de crecimiento marcados. Gracias a todos los cambios implementados, no solo se ha mejorado la eficiencia y productividad de la compañía, sino que se han introducido nuevas líneas de vino y métodos de trabajo que permitirán, como es el objetivo, alcanzar un EBITDA positivo en 2014".