Amazon se ha convertido en la marca más valiosa del mundo según la edición 2019 del ranking BrandZ de las 100 marcas más valiosas del mundo que han anunciado, este martes 11 de junio, WPP y Kantar en la Bolsa de Nueva York.

El valor de Amazon aumenta en 2019 un 52%

 

La estrategia de expansión ha conseguido para el gigante del retail nuevas fuentes de ingresos, ofreciendo un ecosistema de productos y servicios que le han permitido acelerar de manera continuada el crecimiento de su valor de marca. Valor que ha aumentado, en 2019, un 52% hasta alcanzar los 315.505 millones de dólares, lo que ha permitido a Amazon adelantar a Apple, situada en el segundo puesto con 309.527 millones de dólares, y a Google, que ocupa el tercer lugar con 309.000 millones de dólares; poniendo fin a doce años de liderazgo de los gigantes tecnológicos.

Otro adelanto que se produce en el Top10 de este año es el de Alibaba a Tecent, convirtiéndose esta en la marca china más valiosa con un valor de 131.246 millones de dólares, mientras que la segunda desciende tres posiciones hasta quedar en octava posición con 130.862 millones de dólares.

Instagram, la marca que más crece este año con un 95 %

 

Las marcas tecnológicas han dominado el ranking global BrandZ desde sus inicios en 2006. Y actualmente las marcas de tecnología de consumo que aparecen en él tiene un valor combinado superior al billón de dólares. Precisamente, este año la marca cuyo valor más ha crecido es también una tecnológica; Instagram, que en 2019 casi dobla su valor con un 95 % de crecimiento respecto al año anterior, convirtiéndose así además en la que más posiciones escala, 47, hasta colocarse en el puesto 44 con un valor de marca de 28.205 millones de dólares.

Actualmente, el mercado de tecnología y disrupción van de la mano y las marcas chinas lo demuestran aumentando su presencia en el ranking un año más con cuatro nuevas incorporaciones. Por un lado tenemos a Xaomi, marca de terminales móviles de gran presencia en España, que ocupa el lugar 74 con un valor radicado en 19.805 millones de dólares; y Haier, la plataforma más grande de electrodomésticos e IoT, que ocupa el lugar 89 con 16.272 millones de dólares. Por otro, encontramos a Meituan, situado en el puesto 78 con 18.760 millones de dólares y a Didi Chuxing, en el puesto 71 con 20.041 millones de dólares, amplios ecosistemas de servicios que incluyen desde el alquiler de transporte y transferencias monetarias vía smartphone hasta entrega de comida o reserva de habitaciones.

Otras marcas que se incorporan al ranking este año son Chanel (#31), LIC (#68), Dell Technologies (#81), Xbox (#87) y TCS (#97).

En cuanto a las categorías que más crecen, el lujo se sitúa en primera posición (+29%), seguida del retail (+25%). Por otro lado, la presencia de marcas asiáticas en el ranking continúa en aumento, con 23 este año; entre ellas, 15 marchas chinas, tres indias y una indonesa. Por último, GE, que ocupa el puesto 48, vuelve a ser la marca con mayor bajada en valor con un descenso del 32%.

Un Top50 sin presencia española

Zara y Movistar, las dos únicas marcas españolas presentes en el ranking, abandonan el Top50. Zara pierde un 16% de su valor de marca y se coloca en la posición 61 mientras que el valor de Movistar (#75) baja un 15%. El buque insignia de Inditex, que pese a su descenso sigue siendo la segunda marca de moda en el ranking por detrás de Nike, llevaba entre las 50 marcas más valiosas desde 2012.

Zara y Movistar quedan fuera del Top50

 

Los importantes movimientos de este año, protagonizados mayormente por marcas tecnológicas y de retail, ponen de manifiesto tendencias que ya se han ido percibiendo en los últimos años; y es que hoy en día las marcas deben aprender a desarrollarse en situaciones volátiles y anticiparse a las necesidades en continua evolución de los clientes y sus expectativas si quieren triunfar. Esto quiere decir, entre otras cosas: ser disruptivo; involucrarse en temas actuales como la igualdad, la sostenibilidad y el medioambiente mediante sus responsabilidades corporativas y, sobre todo, cuidar la experiencia de cliente.