La cuota de mercado de la marca de distribuidor se espera que crezca aún más durante el próximo año según un nuevo estudio realizado con más de 10.000 consumidores de 14 países encargado por la Plma (Private Label Manufacturers Association). Así, dos tercios de los consumidores encuestados han afirmado que las condiciones económicas recientes los han forzado a introducir cambios en sus hábitos de consumo, según recoge la encuesta “Los consumidores europeos de hoy en día”, llevada a cabo por la empresa británica especializada en investigación online personaliza SurveyLab y publicada por la Plma.

El presidente de la Plma, Brian Haroff, comenta “El estudio muestra que la marca de distribuidor desempeña un papel fundamental en la vida de los consumidores de toda Europa y la cuota de mercado seguirá creciendo”. El 46% adquiere productos de marca de distribuidor “con frecuencia”. Uno de cada cuatro consumidores cree que el próximo año comprará más productos de marca propia que en la actualidad. Los consumidores afirman que se mantendrán fieles a la marca de distribuidor incluso en el caso de que la economía mejore: ocho de cada diez han declarado que, cuando la economía mejore, no dejarán de adquirir productos de marca propia.

Los consumidores manifiestan que existen algunos factores importantes que les animarán a comprar una mayor cantidad de productos de marca propia el próximo año. Entre ellos, se incluyen la satisfacción global con los productos de marca propia experimentada anteriormente (expuesta por el 57%), una mejor calidad (49%), más ofertas especiales en productos de marca propia (46%) y más variedad (43%).

El estudio también ha examinado el comportamiento de compra de los consumidores y ha concluido que ocho de cada diez preparan la lista de la compra antes de dirigirse a las tiendas. Sin embargo, ha revelado que menos del 25 % realmente selecciona los productos de la lista sin dudarlo. El resto busca alternativas o más información antes de tomar una decisión. De los planes de consumo se deduce que más de dos tercios de los consumidores esperan salir a comer fuera con menos frecuencia que hace un año. Un tercio de los consumidores espera hacer más comidas en casa.

La encuesta también arroja nuevos datos sobre el impacto de los teléfonos inteligentes y las redes sociales sobre el consumo de comestibles. Mientras que los consumidores utilizan los ordenadores y las redes sociales ampliamente, el 80% afirma que no utiliza los teléfonos móviles cuando compra para obtener información o comparar precios. Sin embargo, más de la mitad de los consumidores piensa que el uso de los dispositivos móviles estará más generalizado en los próximos cinco años.