La confianza de los consumidores españoles aumentó dos puntos en el primer trimestre del año con respecto a cómo terminó 2015, pasando de 72 a 74 puntos, según el último Estudio Global de Confianza de los Consumidores elaborado por la consultora Nielsen. No obstante, cabe destacar la subida en diez puntos del porcentaje de aquellas personas que tienden a ahorrar una vez cubiertos los gastos básicos del hogar. Así lo hace un 43% y es la principal medida que llevan a cabo los españoles con el dinero sobrante tras pagar hipoteca, facturas, etc.

Por otro lado, se redujo en dos puntos el porcentaje de aquellos que consideran que en los próximos doce meses mejorarán las perspectivas laborales. Alrededor de dos de cada diez así lo piensan, según el estudio. No obstante, la opinión mayoritaria es que el futuro laboral a corto plazo se presenta regular (45%), mientras que un 28% tiene un mal pálpito.

Empleo y economía, las principales preocupaciones

La seguridad laboral (33%) y la economía (31%) continúan siendo las principales preocupaciones para los españoles. De esta manera, dos de cada tres tomaron medidas en sus hogares para ahorrar, siendo la factura energética y el ocio fuera del hogar donde más se intenta reducir el gasto, un 57% y un 56%, respectivamente. Sin embargo, una mejora de la situación económica volverá reducirá estas cifras y solo el 19% afirma que seguirá pasando más tiempo en casa.

Los consumidores europeos más pesimistas

El aumento de la confianza entre los españoles no se observa en ninguna de las cinco grandes economías europeas. Así, en Gran Bretaña, Alemania, Italia y Francia, el índice de confianza disminuyó, donde destaca el caso francés, con una pérdida de diez puntos hasta marzo. A su vez Europa en conjunto también cedió puntos, hasta tres.

"España parece una excepción en Europa, pero en plena situación de stand by político los españoles tienen mucho más claro que nunca el presente que el futuro. Aumentan los que consideran que ahora es un buen momento para comprar aquellas cosas que quieren o necesitan, pero al mismo tiempo empeora la percepción de que España está en recesión y de que saldrá de ella en los próximos doce meses", analiza el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez.