El consumidor es cada vez más sensible a los precios, pero cuánta más calidad percibe en los productos, más claro tiene qué marca comprará. Así lo declara un 64% de la población, un 3% más que hace un año, según se desprenden de los resultados del informe "Motivaciones del Shopper" realizado por la consultora Kantar Worldpanel, que identifica los elementos que más influyen en el proceso de compra. El análisis se ha realizado sobre 900 referencias en 21 mercados de gran consumo durante el primer semestre del año.

El estudio revela que las categorías con más planificación son aquellas en las que el consumidor percibe una mayor calidad de las marcas de fabricante. Según Mónica Pueyo, media manager de Kantar Worldpanel y responsable del estudio, "en un momento de extrema planificación por parte del consumidor, es clave para las marcas trabajar la calidad, para aumentar sus opciones de entrar en la lista de compra". Esta mayor necesidad de controlar todo lo que entra en la cesta se enmarca en un proceso de compra cada vez más racional: más de la mitad de las amas de casa (54%) prepara una lista de la compra y se ciñe a ella, un 6% más que antes de la crisis.

También ha crecido el número de hogares que siguen un presupuesto estricto (37%), y que visitan varias tiendas en busca de los mejores precios (45%). La búsqueda de precio y promociones es importante en la compra de productos de gran consumo, pero también en la elección de tienda. De hecho, "siempre buenos precios" y "sus ofertas y promociones" son los únicos motivos de elección que han crecido en el último año.