La nueva generación de compradores es más exigente en sus demandas, por lo que en 2014 los retailers deben poner la experiencia del consumidor como prioridad de su estrategia. Y, mientras luchan por ofrecer una experiencia de alta calidad, no deben perder de vista su rentabilidad. Así lo ha subrayado el proveedor de soluciones globales para Supply Chain Commerce Manhattan Associates, que ha anunciado las tendencias para la industria del retail en los próximos meses.

Los retailers están inmersos en una batalla por las ventas pero esto no debería desviarlos del objetivo de asegurar a sus clientes el mejor nivel de servicio, asegurando la rentabilidad. Jacques Marolleau, UE Managing Comercial Director en Manhattan Associates indica que "para sobrevivir en 2014 y prosperar, los distribuidores necesitan exprimir sus fortalezas actuales y seguir innovando de manera continua en su oferta de servicios. Los que no lo consigan sufrirán una pérdida de ventas y de fidelidad".

En este contexto, Manhattan Associates ha identificado siete tendencias que influirán decisivamente en la escena del comercio español en 2014. La primera tendencia es la personal y rentable. En 2014, la propia evolución del negocio obligará a los distribuidores a ofrecer a sus clientes un servicio más personalizado, sin dejar de tener presente el beneficio. El consumidor es ahora más exigente que nunca y espera un servicio más personalizado, y más rápido, por parte de su distribuidor.

Visibilidad del inventario

Uno de los primeros pasos que pueden dar los distribuidores, y que Manhattan Associates espera que se vea en el mercado este 2014 pasa por obtener una mayor visibilidad del inventario y de las operaciones de los clientes en toda la empresa, mediante la implantación de sistemas de gestión de pedidos centralizados.

La segunda tendencia es la ejecución más rápida y flexible. Muy pocos retailers ofrecen a sus clientes la posibilidad de entrega al día siguiente, o servicio de recogida en dos horas o el envío desde las tiendas. La tercera es un mayor control de la cadena de suministro. Como resultado de la globalización actualmente los productos cruzan las fronteras internacionales más que nunca, ya que los distribuidores buscan reducir aún más los costes. Esto significa que las cadenas de suministro cada vez se alargan más y son más difíciles de gestionar.

Los distribuidores necesitan disponer de datos precisos y útiles a través de toda la cadena de suministro. El objetivo también pasa por garantizar que se hayan hecho suficientes pruebas a los productos antes de que estos se envíen, especialmente en la industria alimentaria.

Redes sociales

La cuarta tendencia es compras en Redes Sociales que están teniendo impacto en el sector de la distribución desde ya hace algún tiempo. Sólo algunos distribuidores están capitalizando la oportunidad de vender directamente a sus fans en redes sociales. Pero hasta la fecha la táctica más usada ha sido la de utilizar fotos o vales de descuento en lugar de pedidos directos – una tendencia que seguramente cambiará este año ya que los distribuidores necesitan diferenciarse cada vez más de sus competidores. Aquellos distribuidores que tengan éxito en este difícil mercado son los que conciben las redes sociales como otro canal de venta.

La quinta tendencia se centra en incentivos y ventajas al suministro. Los distribuidores seguirán ofreciendo incentivos y regalos para incrementar las ventas durante el 2014. Los distribuidores Omnicanal utilizaran además estos incentivos para influenciar a los clientes en la manera de recoger o entregar sus compras.

La sexta tendencia es el Híper Targeting para cambiar el comportamiento del comprador. El análisis de datos en el sector de la distribución está ya tan avanzado que las transacciones de los clientes, las conversaciones en línea y los hábitos de compra ahora pueden ser asimilados por los distribuidores en tiempo real, de modo que las marcas pueden entender mejor el tipo de servicio que requieren sus clientes.

Los compradores desean un servicio personalizado y el mundo digital hace mucho más fácil a los distribuidores entender los patrones de compra y preferencias de los clientes. La frecuencia de las visitas online, la cantidad gastada por compra, el período de tiempo que el consumidor pasa visitando un comercio online o el método de entrega preferido por los usuarios. Todo puede ser trazado y analizado. Los distribuidores necesitan utilizar esta información como ventaja para proporcionar a los clientes un servicio personalizado y premiarlos por su fidelidad.

Así, como séptima tendencia, las nuevas tecnologías de consumo se convierten en facilitador. El lanzamiento de las Google Glass probablemente tendrá un impacto enorme en el sector de la distribución, en particular cuando se trate de comprar a través del móvil. Esta nueva tecnología proporcionará una buena oportunidad a los comercios de mejorar la experiencia de compra de los clientes, ya sea mejorando la información sobre la disponibilidad de producto, ofertas especiales o mediante la oferta de alternativas o productos complementarios.

¿Cuál será el impacto real de las Google Glass? Según una encuesta reciente elaborada por Venda, el 28% de los clientes utilizarían una tecnología de estas características para acceder a las promociones de las tiendas. Para facilitar esto, las cadenas de suministro de los distribuidores deben ser capaces de tratar e interpretar un flujo continuo de datos en tiempo real.