Caprabo ha arrancado en sus supermercados la campaña del Mejillón del Delta, sello Reserva de la Biosfera de las tierras del Delta del Ebro, una campaña que se ha adelantado esta temporada y que la compañía prevé que tendrá un crecimiento del 10% en ventas.

Fernando Tercero, responsable de proximidad de Caprabo, señala que “para la compañía se trata de una apuesta por el producto de proximidad de calidad, un producto que el año pasado se vio muy impactado por el temporal y la situación de pandemia. Es un producto tradicional en las pescaderías de Caprabo que cuenta con el reconocimiento de nuestros clientes” .

La producción del mejillón del Delta fue de 2,600 toneladas en el pasado año

El producto está preparado desde la segunda semana de marzo y la temporada se alargará hasta final de verano. La producción del mejillón del Delta fue de 2,600 toneladas en el pasado año, siendo Barcelona la provincia donde más se consumió. En 2020, Caprabo multiplicó por dos las ventas de este producto.

El Delta del Ebro es la única zona de cultivo de mejillón de la costa catalana. Se siembra el producto de forma artesanal respetando el medio ambiente en unas innovadoras infraestructuras que ponen en valor la recolección artesanal del producto, lo que aporta garantía de calidad y de proximidad. Asimismo, los moluscos se crían en las bahías del Delta del Ebro con un filtro ecológico natural para el ecosistema deltaico, además, de capturar una gran cantidad de dióxido de carbono del aire.

Producto de proximidad en pandemia y temporal

El pasado ejercicio, Caprabo adelantó la comercialización del Mejillón del Delta, sello de la Reserva de la Biosfera de Terres de l’Ebre, para paliar el fuerte impacto económico que sufrió la producción debido al impacto de la alerta sanitaria por la Covid-19, la falta de turismo y los daños provocados en la zona por el temporal Gloria a principios de año. En este sentido, la compañía aumentó un 50% su comercialización en toda su red de supermercados.